22 mayo, 2022

Ignifugación: lo que debe saber sobre este proceso

ignifugacionLa seguridad es un compromiso que todas las personas deben asumir por su propio beneficio. Mientras más medidas se puedan tomar para garantizar la protección del entorno, será mejor para las comunidades involucradas. Por eso, la ignifugación se popularizó como el principal mecanismo en contra de los incendios.

Este tipo de incidentes ocurre en el momento menos pensado, bien sea por problemas eléctricos, o bien sea por descuidos de cualquier individuo. En consecuencia, hay que estar preparado para prevenir que la acción del fuego destruya todo lo que se consiga en el camino, incluyendo a los seres vivos.

Por supuesto, es importante aclarar que las empresas que se dedican a esta tarea logran disminuir la inflamabilidad de un material y la velocidad en la que se propagan las llamas. Esto quiere decir que no reduce la combustibilidad, pero sí mejora el comportamiento de las superficies en presencia del fuego.

Método de ignifugación

La tecnología avanzó considerablemente en esta materia, con el fin de proporcionar resultados precisos que satisfagan a los clientes. De acuerdo con las necesidades de cada estancia, los expertos aplicarán una de estas técnicas:

  • Recubrimientos: por lo general, se aplica en acero y madera. El aislamiento se produce gracias a la colocación de pinturas intumesantes.
  • Reacción química: se aplica durante la fabricación de fibras sintéticas y plásticos. Es decir, llega a la mano de los consumidores con esta cualidad.
  • Impregnación: ideal para los textiles, por la capacidad de absorción del producto que retarda la propagación. Respecto a los textiles de decoración, se recomienda utilizar celulósica o fibras naturales, puesto que son menos inflamables y absorben el ignifugante con rapidez.

El poder de los ignifugantes

La efectividad de este procedimiento se ha comprobado en múltiples ocasiones, alcanzado un nivel máximo de efectividad. Y es que posee efectos increíbles, como:

  • Absorción del calor por la descomposición de los productos.
  • Disminución de los gases inflamables.
  • Incremento del residuo carbonoso.
  • Reducción de la combustión sin llama.

No hay dudas de que es una inversión inteligente para cuidar tanto de las infraestructuras de un local, como del bienestar de los ciudadanos. Solo los verdaderos profesionales le orientarán en esta decisión y le darán justo lo que necesita.

Deja una respuesta