25 mayo, 2020

La granja escuela es el ejemplo de una educación integral y personalizada

El sistema educativo evoluciona según las necesidades del ser humano. Pensando en esto, surgen ideas como una granja escuela que incentivan la educación sostenible y la responsabilidad por el medio ambiente. Asimismo, se fortalece el nexo entre el hombre y la naturaleza que se encuentra carente en algunas sociedades.

Es un secreto a voces que el rol del hombre en los últimos años será protagónico para garantizar la vida de especies animales y vegetales. Por ello, se hace indispensable formar a las nuevas generaciones en estos temas que cobran mayor importancia para el porvenir del mundo.

Por tal razón, existen escuelas que trabajan en diferentes teorías para lograr que el estudiante actúe en función a lo aprendido y ponerlo en práctica en su cotidianidad. Ha quedado demostrado que la formación integral y especializada es el camino correcto para lograr cambios tangibles para que estos beneficien a todos por igual.

¿Cuál es la mejor manera de aprender?

En la actualidad existen diferentes teorías que especifican cual es la mejor forma de enseñanza. Aunque cada una tiene sus diferencias, sin duda todas aciertan que el uso de los sentidos es fundamental. De acuerdo al método y estrategia se utilizarán algunos, se emplearán con más recurrencia, sin embargo, la intervención de estas es ideal para que una persona pueda aprender.

Es importante destacar que no todos  aprendemos la información de la misma manera. Algunos son más visuales, auditivos o incluso kinestésico. La teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, demuestra este argumento, pues señala que los individuos son y piensan diferente. Por tal razón, el rol de los educadores es guiar y orientar al estudiante a descubrir su propia inteligencia.

Está teoría es la causal de escuelas que fomentan una educación integral y personalizada. Aquellas que trabajan con niños tienen como objetivo que estos sean los creadores de conocimiento a través de técnicas enseñadas. Cada actividad realizada con los pequeños los entretiene y además les muestra un propósito para el bienestar de todos.

Opciones variadas

Cuando consideramos que nuestros hijos realicen nuevas actividades, podemos seleccionar aquellas que promuevan el contacto con la naturaleza y les enseñen a preservarla.

Por lo general, hay centros de enseñanza dedicados a esta labor, y están organizados para garantizar el bienestar de tus pequeños. Por ejemplo, si estos participan en los campamentos de verano, puedes tener la certeza de que poseen los accesorios de supervivencia  en el caso de presentarse alguna contingencia.

Por otra parte, se encargan de planificar acciones divertidas que les hagan pasar un momento alegre, pues demuestran que el estudio no solo está en las aulas. Por eso los espacios de una granja escuela son ideales para que un niño experimente nuevas formas de aprender.

Granja escuela

Deja una respuesta