29 noviembre, 2020
intestino permeable

Causas del síndrome del intestino permeable

El síndrome de intestino permeable es una patología caracterizada por la alteración de las paredes de intestino delgado. Como consecuencia de ello, el conjunto de toxinas, microbios y partículas de comida pasan al torrente sanguíneo desarrollando un proceso inflamatorio que, a su vez, desencadena otra variedad de síntomas.

Un factor clave con relación al intestino, es que este por naturaleza es permeable. Gracias a ello, el cuerpo puede absorber los nutrientes de los alimentos, de modo que no se trata de una condición excepcional ni perjudicial, sino favorable. Los problemas surgen cuando los desechos de las comidas, en lugar de continuar con su paso, penetran la mucosa protectora, desviándose de su proceso natural.

Ahora bien, se trata de un síndrome cuya sintomatología está caracterizada por afecciones muy comunes, que pueden guardar relación con otras patologías. Algunas de ellas son eccemas, acné, alergias estacionales, diarrea, estreñimiento, candidiasis intestinal y síndrome de fatiga crónica. En virtud de ello, el diagnóstico inicial no siempre es acertado.

En lo que respecta a las causas del síndrome del intestino permeable, estas todavía son objeto de discusión entre la comunidad científica. No obstante, existe consenso en afirmar que determinados factores contribuyen con su padecimiento, estos son: los hábitos alimentarios, infecciones, estrés crónico, inflamaciones en el tracto digestivo y algunas toxinas consumidas en ciertos medicamentos. 

¿Cómo regular la permeabilidad intestinal?

Como acabamos de decir, el problema no es la permeabilidad del intestino, dicha característica es indispensable para que el organismo pueda absorber los nutrientes que los alimentos le aportan. Por tanto, lo que debe prevenirse, es que las paredes de este se inflamen de tal forma, que además permitan el paso de bacterias y otros desechos que transitan por él.

La inflamación del intestino se previene o se regula, teniendo presente hábitos alimentarios sanos. Moderar el consumo de comidas procesadas, alcohol y azúcares es parte de ello. De igual forma, es recomendable ingerir productos frescos, probióticos y ácidos grasos.

Un factor de notable influencia en el comportamiento intestinal es el estrés. Cuando alcanza niveles crónicos, es particularmente nocivo para este y se convierte en un detonante para el padecimiento de diversos síndromes. De ahí, que sea recomendable evitar los entornos y situaciones que lo generan.

Los malos hábitos al comer o dietas poco equilibradas son la causa de un gran número de enfermedades, entre ellas el síndrome del intestino permeable. En consecuencia, es indispensable aprender a comer con moderación, teniendo en cuenta las necesidades del organismo y darle prioridad a aquellos que poseen las vitaminas, nutrientes y minerales que el cuerpo requiere para desarrollar óptimamente sus procesos funcionales.

intestino permeable
intestino permeable

Deja una respuesta