lun. Dic 17th, 2018

Disgustos e imprevistos durante las vacaciones de verano: pasos a seguir para reclamar

Acabaron las vacaciones, para la mayoría, y muchos estarán estos días de mal humor. Muchos porque volver a la rutina cuesta, pero otros, además, porque las vacaciones no fueron tan divertidas como esperaban. Tal vez un imprevisto, un fallo en el servicio del hotel o de nuestro transporte, nos ha amargado el descanso. Una vez más hay que recordar que en muchos de esos casos se puede reclamar la correspondiente compensación.

Como cuenta la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), siempre es posible reclamar. Desde presentar una queja o acudir a la vía judicial, tanto en España como en el resto de Europa, y ya sea por un retaso en su vuelo o por un incumplimiento en la actividad contratada.

Si se ha incumplido el contrato o el folleto, se acude a la agencia de viajes directamenteEn primer lugar, de haber sufrido algún retraso durante el vuelo, cancelación u overbooking, lo “más recomendable” es dejar constancia en ese mismo momento en el aeropuerto. El proceso de reclamación comienza ante la propia compañía aérea, que dispone de un mes para emitir una respuesta.

Si después de un mes no se han obtenido resultados el siguiente paso es acudir a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) o la vía judicial si el perjuicio supera la normativa. Si la incidencia es con el equipaje es importante reclamarlo al instante.

Ante el incumplimiento de cualquier punto del contrato, o de lo publicitado en el folleto, se puede acudir directamente en la agencia de viajes donde fue adquirido. De nuevo el primer paso será presentar una hoja de reclamaciones y esperar respuesta durante un mes. Si la respuesta no es satisfactoria se podrá proceder con la mediación, el arbitraje o también la vía judicial.

La situación será similar a la hora de lidiar con alguna disconformidad en el alojamiento contratado, tanto hotel como casa rural, o en excursiones o actividades contratadas. Lo primero, siempre, es acudir a la propia compañía.

Si se ha contratado un apartamento en alquiler es indiferente que sea con una empresa directamente o a través de un intermediario, si las condiciones no se ajustan a lo solicitado habrá que reclamar directamente a esa entidad. Sin embargo, desde CECU puntualizan que, de haber realizado el contrato de alquiler entre particulares no se aplica la legislación vigente en materia de consumo.

Por último, si se quiere hacer una reclamación sobre un establecimiento o servicio situado en otro país europeo, los usuarios tienen a su disposición el Centro Europeo del Consumidor, que gestionará su incidencia fuera y también dentro de España.

Deja un comentario